Jornada de cierre de la primera etapa del
Programa de investigaciones sobre
"Derechos Humanos, Migración y Participación"


Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires

 

Dr. Mario Burkun

Buenos días, gracias Alcira. En nombre del  rector de la Universidad Nacional de La Matanza, el Lic. Daniel Martínez y en el mío propio tengo el honor y el orgullo de que podamos desarrollar aquí en el auditorio de la Universidad este tipo de actividades. Es muy importante para nosotros la vinculación entre la investigación científica y el desarrollo de actividades que tengan impacto en la sociedad. Esta temática  impulsada por Eduardo Vior, Alcira Bonilla y el compañero Corradini me parece que es una temática muy importante no solamente  a nivel local sino también a nivel  global.
El problema migratorio es un problema que tiene dos caras como todas las cosas, una cara buena que sería el tema de la alteridad, el reconocimiento del otro, la posibilidad de que las  personas que  modifican su hábitat y pasan generalmente por una situación muy traumática como es el cambio de su lugar de origen y la asunción de una inserción difícil en un nuevo lugar generalmente produce aceptación del otro, acercamiento, modificaciones muy profundas a niveles culturales. Pero al mismo tiempo tiene su parte mala, que generalmente aquel que es distinto, aquel que se incorpora como algo diferente, como algo nuevo en un hábitat ya consolidado sufre lo que se llama la naturaleza del prejuicio, la llegada de la posibilidad alguna discriminación, un racismo, una no-aceptación de la modificación de las pautas culturales o de las normas de funcionamiento cotidiano. Esto hace que la temática migratoria sea hoy día uno de los temas importantes.
Generalmente es mucho más fácil hablar de la liberación de los aranceles y la apertura de los mercados y el movimiento de los capitales que del movimiento de las personas. Las personas se mueven cuando hay una situación de carencia, cuando hay una situación de imposibilidad de seguir existiendo en algún punto. Normalmente esto genera también en el individuo,  en la subjetividad del individuo muchos problemas de conformación de su identidad. Algunos cuando aparecen en un nuevo lugar se encierran y se separan, o sea terminan desarrollando un racismo al revés o sea un ghetto, un intento de mantener lo tribal, lo grupal, lo telúrico. Otros se abren tanto, llamémoslo así,  en su subjetividad que terminan intentando mimetizarse con el otro perdiendo sus rasgos identitarios sacrificando o sometiendo su manera de ser. Aquello que en su momento los sociólogos de apertura y de la independencia del colonialismo desarrollaron como los individuos que tienen piel negra y máscara blanca o sea que intentan a toda costa incorporarse en un hábitat que les es hostil o que les produce dificultades y ahí pierden, se hacen más fundamentalistas, más papistas que el Papa, digamos y pierden las posibilidades de desarrollarse y de crear en un nuevo ámbito. Hay otros a su vez que se transforman en un rechazo generalizado que a veces se expresan en forma de violencia física o material que terminan también obligando a una ajenidad a una otredad que no es aceptada.
Nosotros cuando observamos las situaciones que ocurren en los países que incorporan mucha migración, caso Estados Unidos, caso de los países de Europa Occidental, ahí aparecen todas las situaciones, todas las posibilidades y la diversidad. En el caso argentino, nosotros somos un mosaico pluriétnico, multicultural muy diverso pero que también mantiene esas dificultades respecto a las distintas corrientes migratorias. Hemos tenido corrientes migratorias que se han incorporado claramente a nuestra sociedad y de la cual muchos de nosotros somos hijos o nietos y formamos parte y mantenemos muchas de las pautas culturales de nuestro origen y hay corrientes migratorias que se mantienen en la pauta del prejuicio y del racismo que también existe en nuestra sociedad o sea que existe más cuando estamos en momentos de crisis económica o social, existe un poco más atenuado cuando la situación económica mejora y las posibilidades de incorporación del migrante son más claras.
Nuestra problemática generalmente es con el migrante de  los países limítrofes es aquel que sufre generalmente mayor llamémoslo rechazo, desprecio o situación de explotación y de sumisión. Hemos tenido hace muy poquito el caso de los inmigrantes de Bolivia que estaban trabajando en la industria textil en pleno centro de la ciudad de Buenos Aires en situación de esclavitud o de semiesclavitud y de alguna manera con la anuencia de todos los sectores sociales, o sea la dificultad generalmente del poder, de la elite del poder es aceptar al otro, es aceptar su incorporación, es aceptar también que el crecimiento económico se ha desarrollado justamente con el crecimiento de la población migratoria.
En esta tema, objetivamente la violencia política y social aparece sobre el sujeto, sobre el individuo, sobre el migrante o el inmigrante llamémoslo, en última instancia el perseguido; este individuo que a veces está dentro una situación de no man’s land  o sea de no tener territorio, de no tener un lugar propio es aquel que es el sujeto de nuestro trabajo creo que es  sobre el cual debemos incorporar el conocimiento como intelectuales tratando de que seamos intelectuales acordes con la realidad, como decía Gramsci un intelectual orgánico que pueda transformar la realidad y trabajar con el otro. Ustedes hablan de participación, me parece que más que participación, voy a hacer una pequeña crítica, es protagonismo o sea es intentar que el otro exista. Ese otro, ese inmigrante, ese refugiado, ese perseguido que no tiene posibilidad de retorno porque generalmente el migrante viene  y no tiene retorno tiene posibilidad de tránsito pero no de retorno y en algunos casos ni tampoco de tránsito es como un permanente exilado en otro lugar. De allí que sobre él es sobre el cual hay que trabajar pero reconociéndolo y tratando de que él mismo sea sujeto de su propio destino sea protagonista y no tomándolo como objeto de laboratorio o bajo un proteccionismo asistencial.
Bueno, esto es para manifestarles el interés nuestro, el de la Universidad, el mío propio en esta temática que pienso que esto sólo es una parte de un trabajo que tiene que seguir desarrollándose en continuo y como trabajo de investigación no solamente con los compañeros que estudian en la Maestría en Ciencias Sociales sino también hacerlo de carácter más interdisciplinario que abarque las temáticas económicas, las temáticas de salud, las temáticas de educación. En última instancia incorporarlo como un tema de cultura porque ese es el ámbito donde realmente se desarrolla el movimiento de las personas y las características de la migración.
Muchas gracias también por la presencia de los destacados invitados que ustedes han logrado hacer participar en esta jornada y espero que sea un éxito. Gracias a todos.

Foto

Reseña Curricular